SUICIDIO POLÍTICO TRAS LA DEBACLE EN CATALUÑA.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

A Inés Arrimadas no le queda otra que hacer mucho ruido después de la debacle en su casa con una pérdida de 30 escaños de un plumazo. La veleta se mueve hacia todos lados con el fin de pillar presidencias o puestos más relevantes que los que tienen. Pensamos que es la única forma que tienen de hacerlo, en las urnas como que ya tienen todo el pescado vendido y pensamos que no se comerían una rosca. Han cogido el camino de en medio como se dice vulgarmente, se presagia desaparición de formación a la vista. El movimiento rastrero que han realizado en Murcia, solo les va a funcionar aquí, en las demás comunidades se percibe más sensatez entre sus dirigentes que la que pueda tener ella.